No cambies aquello que te hace único

Tengo que reconocer que siempre he encontrado cierto placer en ir a contracorriente, algo que me ha llevado a mantenerme original en mis defectos y virtudes. No me gusta hacer las cosas simplemente porque las hace todo el mundo sin ningún tipo de razonamiento. Fallar es seguro, pero asegúrate de hacerlo con tus propias decisiones para poder sacar aprendizajes de aquello que le has puesto tesón.

En el mundo de las redes sociales se da un fenómeno que es muy habitual en los últimos tiempos. Personas de carne y hueso con identidades definidas en el mundo 1.0 que deciden, no se sabe muy bien por qué, perder cualquier atisbo de personalidad, un peligroso fenómeno que cada día me molesta más. Personas que se robotizan, robots que se personalizan.
Cada uno es libre para hacer con su libertad digital lo que quiera, pero me fastidia que se llene de insoportable ruido un canal tan increíble como es el digital. El dato es demoledor, hoy día el 60% del tráfico web no es humano.

tweet rafaelmugu

Cuando iba a la Universidad recuerdo que seguí en Twitter a un profesor que me daba clases, tenía muchos seguidores algo que me llamaba la atención. Con el paso del tiempo me iba dando cuenta de algo extraño ya que su cuenta estaba twiteando mientras estaba en la pizarra explicando. Además, eran cosas absurdas o que nada tenían que ver con su temática profesional. Era un triste caso de mal utilización de la red social, porque el representaba la autoridad o ejemplo a seguir en ese momento para mi, el maestro que te abre los ojos sobre una temática que estás deseando de aprender.

Es ese el momento en el que te planteas la finalidad de estas personas que hacen eso. Da la sensación que la mayoría busca tener mucha presencia en redes actuando como altavoces digitales mientras pierden identidad.  Te quedas con la presencia, la gente te percibe como un autentico plasta y todo ¿para? ¿tener más followers robotizados?

yo-robot
En otras palabras, prefieres vivir la copia de la copia de una vida ajena a vivir la tuya propia. Y si responde a términos de estrategia digital, yo cambiaría de persona que me ha aconsejado sobre eso y la borraría de mi agenda inmediatamente. 

Twitter como empresa tiene mecanismos para evitar este tipo de usos, otra cosa es que lo lleve a cabo. Creo que es necesario tener tolerancia 0 si no queremos cargarnos en pocos años este útil invento digital. Nosotros como usuarios podemos colaborar sencillamente dejando de seguir a esos perfiles que no aportan nada nuevo al panorama comunicativo. 

Coge a tu identidad digital por los cuernos y di al mundo quien eres. Saca tu creatividad, tu forma de ser, la gente no quiere que le repitas lo que otros repiten, quieren saber como eres, como respiras, cuál es tu trabajo, como ves el mundo a través de tus ojos…
Afortunadamente hay muchísimo talento, jóvenes que hacen auténticas virguerias con lo digital y son capaces de construirse su propia vida tal y como la habían soñado.

“No puedo concebir una mayor pérdida que la pérdida de respeto hacia uno mismo.”-Mahatma Gandhi-


Al final todo se reduce en buscar nuestra felicidad, y eso no es posible si perdemos aquello que nos hace únicos. No hay nada más apasionante que descubrir tu propio potencial y dar tu visión del mundo. Cuenta lo que te hace vibrar, eso que sabes hacer y deja pasmado a todo tu publico.
Defínete y concreta tus temas, así será más fácil relacionarte con personas que estén buscando lo que tú. 
Al fin y al cabo, en eso consiste la vida ¿no?

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.